Home Proyectos Invierte en una casa o departamento y deja de pagar renta
Invierte en una casa o departamento y deja de pagar renta

Invierte en una casa o departamento y deja de pagar renta

0

Comprar una casa o departamento es una inversión, tal vez la más importante que realizarás en tu vida. Rentar no lo es y es usual que en muchas ocasiones pensemos que rentar es conveniente, menos comprometedor. Habrá quien nos diga que es la mejor opción, pero si está dentro de tus posibilidades, estamos seguros que invertir en una casa o departamento es la mejor opción por muchos motivos.

Estos son los motivos por los cuales dejar de rentar casa o departamento es, por mucho, una mejor decisión que continuar pagando renta.

Las ventajas de invertir en una casa o departamento

Cuando se piensa invertir en una casa o departamento, una palabra que nos ofrece seguridad a futuro viene a la mente: patrimonio.

A través de un patrimonio, como invertir en una casa o departamento, da la posibilidad de proporcionar a la familia una seguridad económica. Es una inversión que crecerá con el tiempo. En México el valor de las casa se ha mantenido por encima de la inflación lo cual hace la inversión aún más atractiva.

Desde el momento que se firma la escrituración, el comprador es dueño de la casa. Nadie le puede pedir que deje el inmueble y puede hacerle los cambios que guste a su propiedad sin pedir autorización, porque no es una propiedad prestada.

Es importante mencionar que en el caso de un inmueble arrendado, cualquier arreglo o mejora que se realice, no será una inversión como lo sería en un inmueble propio. Si el dueño de la casa arrendada pide que la vivienda se quede como la entregó, se tendrá que gastar en dejarla como estaba. Tampoco debemos pasar por alto, que si se abandona la vivienda antes de que finalice el contrato, el arrendatario tendrá que pagar una penalización económica.

La renta es un gasto constante e interminable. Invertir en una propiedad no lo es. En el caso de solicitar una hipoteca, ésta algún día terminará y se dejará de pagar una mensualidad por tener un lugar donde vivir. Al final del pago de la hipoteca se logra ser dueño absoluto de una propiedad, cuando al final del mismo tiempo pagando renta, no se habrá adquirido nada. La renta sólo es un gasto mensual que no habrá redituado ni un centavo a favor de arrendatario.

Invertir en una casa o departamento es ahorrar mes con mes, es tener un techo asegurado y la seguridad de saber que se tiene un techo propio.

Pensar a largo plazo es una decisión sabia. En el caso de la inversión en una casa o departamento se presentan ventajas al corto plazo y al largo plazo. A corto plazo la disfrutamos de inmediato de nuestra casa o departamento propio. A largo plazo, cuando ya no se pueda trabajar o se presente el tiempo de jubilación, tener una propiedad brindará una tranquilidad que pagar renta no ofrecerá.

Se puede ver claramente que invertir en una casa o departamento concede la tranquilidad que el arrendamiento no proporciona. No se paga toda la vida y produce un patrimonio para la familia, además de disfrutar una casa o departamento propio. Así se concluye en una mejor calidad de vida en la que se sabe que se paga una inversión.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *