Home DIY Cómo desinfectar tu casa para evitar el Coronavirus
Cómo desinfectar tu casa para evitar el Coronavirus

Cómo desinfectar tu casa para evitar el Coronavirus

0

Para evitar el contagio en casa
Al entrar en casa, evita tocar las superficies comunes. Evita el ascensor, tocar las
barandillas, los pomos de las puertas, la puerta del buzón, etc.
Ten siempre tu gel desinfectante de manos cerca para usarlo antes de entrar en casa.
Cuando ya estés dentro, lávate las manos en profundidad. Otra medida de seguridad que
recomendamos es quitarte siempre los zapatos al entrar y ponerte un calzado que solo
uses para estar en casa. No es una medida que se recomiende solo para evitar el contagio
de coronavirus, también para tratar de reducir al máximo el riesgo de traer de la calle
cualquier agente patógeno. 
Limpia y desinfecta todas las superficies
En primer lugar, debes tener clara la diferencia entre limpiar y desinfectar, ya que si
limpias sin desinfectar no estarás matando los virus y bacterias.
Las superficies lisas no porosas como los marcos de las puertas, los teléfonos móviles o
las mesas son ideales para transportar los virus en general por lo que, deberías limpiarlos
con frecuencia. En cambio, las superficies porosas como el cabello, la tela o el papel no
permiten que los virus sobrevivan tanto tiempo. Esto es así porque los diminutos agujeros
de esos materiales pueden atrapar el microbio e impedir su transferencia.
Lo ideal es limpiar primero y desinfectar después con un agente químico como alcohol
para desinfectar. Así, para una mayor efectividad, en el momento de la limpieza se podrá
colocar en un pulverizador una solución de alcohol con, al menos, un 70% de
concentración. Antes de empezar a cocinar puedes rociar con esta mezcla la encimera y
los utensilios que vayas a utilizar. Deja actuar unos cinco minutos y retira con un algodón
antes de que se seque. No hay que ser paranoico, pero lo ideal es hacerlo varias veces al
día. 
Cómo desinfectar tu casa a fondo
 Baños y cocina: los mayores focos de infección en la vivienda son la cocina y el baño, por
eso su limpieza debe ser exhaustiva.  La lejía y el amoniaco son estupendos
desinfectantes, así que se recomienda limpiar con estos productos los baños, grifos,
lavabo, ropa, paños, radiadores… Limpia los armarios por dentro, aspira los estantes y los
cajones y pulveriza todos los interiores y las puertas con tu spray desinfectante.

Para evitar el contagio en casa

Al entrar en casa, evita tocar las superficies comunes. Evita el ascensor, tocar las barandillas, los pomos de las puertas, la puerta del buzón, etc.

Ten siempre tu gel desinfectante de manos cerca para usarlo antes de entrar en casa. Cuando ya estés dentro, lávate las manos en profundidad. Otra medida de seguridad que recomendamos es quitarte siempre los zapatos al entrar y ponerte un calzado que solo uses para estar en casa. No es una medida que se recomiende solo para evitar el contagio de coronavirus, también para tratar de reducir al máximo el riesgo de traer de la calle cualquier agente patógeno. 

Limpia y desinfecta todas las superficies

En primer lugar, debes tener clara la diferencia entre limpiar y desinfectar, ya que si limpias sin desinfectar no estarás matando los virus y bacterias.

Las superficies lisas no porosas como los marcos de las puertas, los teléfonos móviles o las mesas son ideales para transportar los virus en general por lo que, deberías limpiarlos con frecuencia. En cambio, las superficies porosas como el cabello, la tela o el papel no permiten que los virus sobrevivan tanto tiempo. Esto es así porque los diminutos agujeros de esos materiales pueden atrapar el microbio e impedir su transferencia.

Lo ideal es limpiar primero y desinfectar después con un agente químico como alcohol para desinfectar. Así, para una mayor efectividad, en el momento de la limpieza se podrá colocar en un pulverizador una solución de alcohol con, al menos, un 70% de concentración. Antes de empezar a cocinar puedes rociar con esta mezcla la encimera y los utensilios que vayas a utilizar. Deja actuar unos cinco minutos y retira con un algodón antes de que se seque. No hay que ser paranoico, pero lo ideal es hacerlo varias veces al día. 

Cómo desinfectar tu casa a fondo

  • Baños y cocina: los mayores focos de infección en la vivienda son la cocina y el baño, por eso su limpieza debe ser exhaustiva.  La lejía y el amoniaco son estupendos desinfectantes, así que se recomienda limpiar con estos productos los baños, grifos, lavabo, ropa, paños, radiadores… Limpia los armarios por dentro, aspira los estantes y los cajones y pulveriza todos los interiores y las puertas con tu spray desinfectante.

  • Sofás y ropa de hogar: el sofá es sin ninguna duda uno de los puntos de mayor infección de la casa, sobre todo si tienes mascotas. Si tiene funda, quítala y desinféctala en la lavadora. En caso de que tu sofá sea de piel, lo mejor es que lo limpies con una bayeta y un producto especial para tapicería. Limpia a conciencia todos los textiles del hogar que se puedan meter en la lavadora, como cortinas, ropa de cama, fundas de almohada o toallas de baño, siguiendo siempre las recomendaciones de las etiquetas. 
  • Ventanas: debes limpiarlas tanto por dentro como por fuera y puedes hacerlo con amoniaco, pues tiene un efecto desengrasante y desinfectante. Lo tendrás que rebajar con agua y usar siempre guantes porque es muy abrasivo con la piel. Otra alternativa a este producto es el vinagre, que además aporta brillo. Solo tienes que diluirlo en agua caliente o tibia e introducir la mezcla en un pulverizador.
  • Otros elementos: no olvides limpiar los componentes de contacto diario, como son las puertas, manivelas, toallas, telefonillo, mando a distancia… Es esencial limpiarlos con amoniaco o alcohol para desinfectar. Si realmente quieres evitar el contagio del coronavirus, debes desinfectar la casa de forma adecuada y con los productos indicados.

Medidas en casas con personas infectadas

El Consejo General de Enfermería (CGE) recomienda una serie de medidas para la convivencia con personas infectadas. A través de una infografía, nos muestran los pasos a seguir para una correcta limpieza y desinfección de los domicilios de los afectados para evitar nuevos contagios entre sus familiares:

El afectado o con sospecha de Covid-19 deberá utilizar una habitación individual con ventilación y puerta cerrada. También deberá evitar salir de la estancia y si sale, se situará 

a 1 o 2 metros de distancia del resto de habitantes de la casa.

En las zonas donde esté el paciente se utilizarán bayetas, papel y guantes desechables o 

exclusivos para la desinfección de esas zonas.

Se deberá desinfectar con mayor atención: los marcos de las puertas y armarios, interruptores, mesillas y lámparas, inodoro, ducha, grifos, mando a distancia, televisión y electrodomésticos. Determinados objetos como las toallas, las sábanas, el móvil, ordenador o la vajilla necesitan un tratamiento especial en el momento de la desinfección.
Por último, recuerda, extremando las precauciones reducirás la posibilidad de contagio en casa.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *