Home Proyectos Como darle mantenimiento a una vivienda desocupada de manera sencilla
Como darle mantenimiento a una vivienda desocupada de manera sencilla

Como darle mantenimiento a una vivienda desocupada de manera sencilla

0

De acuerdo con la inmobiliaria La Haus, cuando inició la contingencia, en marzo de 2020, miles de viviendas que se planeaban vender durante el año quedaron desocupadas; sobre todo aquellas cuyos propietarios viven fuera de la Ciudad de México, ya que las visitas y el trabajo de mantenimiento han tenido que limitarse debido a la cuarentena.

No obstante, es importante hacer una revisión periódica del estado de la propiedad, así como una lista de revisiones acumuladas para mantener el inmueble en buen estado e impulsar su venta.

“Cualquier propiedad, sea casa o departamento, requiere de servicios de mantenimiento, aunque no esté ocupada. Cada cierto tiempo es necesario revisar el estado de las instalaciones y hacer una limpieza general para mantener en buenas condiciones el inmueble y conservar su valor”, indicó Sergio Rojas, director de La Haus México.

El experto agregó que los deterioros acumulados con el paso del tiempo, como goteras o pequeñas grietas, pueden evolucionar hasta convertirse en grandes problemas si no se les da mantenimiento adecuado en su momento. Como resultado, se crean gastos muy grandes para su reparación, y además el inmueble pierde valor de venta.

En este sentido, La Haus recomienda algunos pasos para darle mantenimiento a una propiedad desocupada, que serán útiles, sobre todo en estos tiempos de cuarentena:

Planificar la visita

Durante esta contingencia sanitaria, lo ideal es reducir el número de visitas lo más que se pueda; por lo que se debe preparar todo lo necesario con antelación.

La Haus recomienda elaborar una lista detallada que incluya todos los elementos que se deben revisar en la visita; así como las herramientas que se utilizarán y el equipo de seguridad, tanto para el trabajo como para seguir las medidas de sanidad.

Es importante incluir en la lista hasta el más mínimo detalle, pues, en situaciones como esta, más vale tener todo cubierto en un solo viaje que gastar más recursos en hacer varias visitas.

Inspeccionar y dar mantenimiento

Se debe poner especial atención a la instalación eléctrica, tuberías, tanques de gas, techos, pisos, paredes, ventanas, puertas y cerraduras; e inspeccionar cada habitación para localizar cualquier desperfecto y darle atención en ese momento.

El plan de mantenimiento dependerá de cada vivienda, pero, en general, se trata de revisar si hay goteras, fugas de agua, grifos que gotean, que el agua corra normalmente en los baños, enchufes en buen estado, si hay cables pelados, cilindros y tanques de gas sin abolladuras o golpes y posibles fugas de gas.

También es importante detectar manchas de humedad en pisos, paredes y techos; grietas en los materiales de las estructuras y su estado en general.

La mayoría de los desperfectos son de compostura simple y no requieren de herramientas muy especializadas. Además, lo mejor será valorar qué detalles necesitan de atención inmediata y cuáles pueden programarse para después. El objetivo es no dejar que la casa se deteriore y dejar que algún desperfecto se vuelva más grande y caro de resolver.

Consulta a los expertos

En caso de localizar algún desperfecto grave y no se tenga el conocimiento y las herramientas adecuadas para solucionarlo, es fundamental llamar a un experto para pedir asesoría.

La inmobiliaria sugiere tomar fotografías para señalar cuál es exactamente el problema, y de esta manera, el especialista asesore al momento, o bien, programe una visita al lugar si necesita atenderlo en persona.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *